El Ladrío - Peluquería y Estética Canina

      Algunas preguntas para la peluquería de perros que algunas personas se sienten muy incomodas, y otros no. Por eso me decidí a responder a tres de las preguntas más frecuentemente formuladas. Espero que esto ayude a abrir el diálogo entre usted y el peluquero de su perro, y no tener miedo a hacer una pregunta sobre el cuidado de su perro.Algunas preguntas para la peluquería de perros que algunas personas se sienten muy incomodas, y otros no. Por eso me decidí a responder a tres de las preguntas más frecuentemente formuladas. Espero que esto ayude a abrir el diálogo entre usted y el peluquero de su perro, y no tener miedo a hacer una pregunta sobre el cuidado de su perro.

¿Cómo le digo al peluquero de mi perro que no estoy feliz con su corte de pelo?

      Mucha gente no se siente cómoda haciendo esta pregunta, y es comprensible. Yo actúo de la misma manera con mi propio peluquero! Pero lo peor que se puede hacer es no decir nada y ser infeliz. Los peluqueros no siempre son capaces de ver las cosas como a sus clientes les gusta. Por ejemplo, “corto” a su peluquero puede no parecer lo mismo que “corto” es para usted. Cuanto más pronto usted y su peluquero puede llegar a un entendimiento mutuo sobre cómo desea que su perro sea preparado, mejor será su relación.

      Les explico a mis clientes que si no está satisfecho con el corte de su perro, pueden volver dentro de 2 semanas para un aseo completo y gratuito. Si es la primera vez, a veces puede tomar de 2 o 3 sesiones para conseguir un estilo “a la perfección.” Si usted sabe cómo le gusta ver a su perro, debe ser lo más específico posible con el peluquero de su perro. A menudo busco imágenes en Internet para tomar como punto de partida para que yo pueda hacer referencias visuales a la longitud y el estilo de un corte típico de la raza. Es muy bueno hacer que la gente visite las mismas páginas. También he tenido clientes que traen fotos de su perro después de un corte, que ilustra exactamente cómo quieren a su perro.

¿Cómo se comporta mi perro durante la sesión de peluquería canina?

      Esta es una gran pregunta, porque la mayoría de ustedes nunca verán el comportamiento que su perro exhibe en la mesa de preparación! A menos que realice el procedimiento en su casa, no podría saber cómo él / ella se comporta en la peluquería para perros. La mayoría de los perros no les gusta estar arreglados, y eso es perfectamente normal. Algunos perros han aprendido a tolerar el proceso de preparación (o la atención positiva) que ocurre durante o después de una sesión de peluquería. Otros perros tienen dificultades con algunas (o todas las veces) con el aspecto de la preparación. Al menos espero que el comportamiento de un perro sea calmo y eso no me impida completar un buen corte, rara vez un cliente se quedara en la peluquería para perros. ¿Por qué? Debido a que su perro en casa tiene un buen comportamiento – pero es recomendable quedarse la primera sesión. No se preocupe por las cosas pequeñas, pregunte a su peluquero ya que este tiene experiencia. Recuerde que el mal comportamiento en la peluquería para perros no quiere decir que su perro sea malo sino que a la mayoría de los perros no les gusta el aseo.

¿Debería dar propina a la peluquería para perros?

      Al igual que con su estilista, mozo de su restaurante favorito, o con su canillita (repartidor de diario), el depósito de los servicios de aseo en la peluquería para perros es una práctica aceptada. Se acostumbra dar propina a la persona que presta el servicio, siempre y cuando esté satisfecho con el servicio recibido. La propina es un gran mecanismo de retroalimentación para el peluquero de su perro, diciéndole a él que está haciendo un buen trabajo y que esta satisfecho con el trabajo que ha realizado. La propina es también apreciada cuando su perro pudo haber tenido todo el pelo todo enredado, sucio o necesita de una atención especial de algún tipo.

      Mientras que un 15 – 20% de propina es habitual, las peluquerías para perros saben que es un momento particularmente difícil para algunos, dado el clima económico. Es importante mantener a su perro preparado – para su comodidad y por su la salud – por lo que no siempre evitar un aseo porque no se puede dejar una propina. Al igual que algunos de mis clientes han hecho, siempre se puede llevar unas galletitas hechas en casa o de ofrecer algún otro gesto para mostrar su aprecio y que está satisfecho y feliz con el trabajo de la peluquería para perros.¿Cómo le digo al peluquero de mi perro que no estoy feliz con su corte de pelo?